Viernes, 15 de Diciembre, 2017
Sección de suscriptores(as) Identificación Contraseña
Imparable oleada de niños migrantes hacia EEUU
Louisa Reynolds
03/07/2014
Envíe un comentario Imprima el texto de esta página

Líderes centroamericanos reclaman derecho de niños a reunirse con sus padres, mientras que autoridades estadounidenses aseguran que niños migrantes no acompañados serán deportados.

La oleada de niños y adolescentes centroamericanos no acompañados que están cruzando la frontera sur de EEUU ha provocado una crisis humanitaria sin precedentes. Los centros de detención se encuentran con graves problemas de hacinamiento y miles de niños llegan enfermos y deshidratados.

De acuerdo con cifras oficiales de EEUU, en los primeros cinco meses de este año, 47,000 niños, niñas y adolescentes no acompañados fueron detenidos tras cruzar ilegalmente la frontera con México, cifra que en un año aumentó en 92%. La mayoría proviene de El Salvador, Honduras y Guatemala y tiene menos de 12 años de edad, y durante su peligroso viaje hacia EEUU —principalmente para reencontrarse con sus padres— muchos de ellos son víctimas de la delincuencia y el abuso sexual.

El 15 de junio, el cuerpo en estado de descomposición de un niño fue encontrado a 32 km al oeste de McAllen, Texas. Cinco días después fue identificado por la policía tejana como Gilberto Francisco Ramos Juárez, de 11 años, oriundo de Huehuetenango, al norte de Guatemala. Viajaba solo para encontrarse con su hermano mayor que vive en Chicago. El terrible descubrimiento pone en evidencia los peligros que enfrentan los niños migrantes no acompañados.

“Se han escuchado testimonios de niñas que llevan anticonceptivos porque saben que podría suceder alguna violación y algunos niños han muerto en el trayecto o fueron secuestrados por los zetas [el cartel de drogas más peligroso de México]”, dice Flora Reynosa, titular de la Defensoría de la Población Desarraigada y Migrante de la Procuraduría de los Derechos Humanos de Guatemala, a Noticias Aliadas.

En un intento por encontrar una solución a la crisis, el vicepresidente estadounidense Joe Biden alargó su viaje a América Latina que debía concluir el 19 de junio y programó una visita de último minuto a Guatemala al día siguiente donde discutió el tema con los presidentes Otto Pérez Molina, de Guatemala, Salvador Sánchez Cerén, de El Salvador, el secretario de Gobernación de México, Miguel Ángel Osorio Chong, y Jorge Ramón Hernández, coordinador general de Gobierno de Honduras.

El flujo de niños migrantes constituye no sólo un problema político sino humanitario para el gobierno del presidente estadounidense Barack Obama. Ansiosos por ganar puntos políticos, líderes del opositor Partido Republicano sostienen que esta crisis es resultado de la laxa política migratoria de la administración de Obama y particularmente el programa Acción Diferida para Llegados en la Infancia (DACA), bajo el cual la deportación puede ser diferida para algunos niños, niñas y adolescentes que ingresaron ilegalmente a EEUU y que han vivido allí por una cantidad de años.

Durante la conversación, los líderes centroamericanos insistieron en que el bienestar de los niños y su derecho a reunirse con sus familiares debe prevalecer sobre cualquier otra preocupación, mientras que Biden les exigió disipar los mitos que han surgido con respecto a la política migratoria del gobierno de EEUU con respecto a los menores no acompañados.

“No se engañen, una vez que se ha llevado a cabo la audiencia sobre un caso particular, si el o ella no califican para el asilo, el o ella serán deportados de EEUU y deberán regresar a su país. Todos deben saber eso. Estamos priorizando la necesidad de resolver estos casos lo más rápidamente posible teniendo en cuenta la crisis humanitaria. Consideramos que muchos de los migrantes recientes caen dentro de esta categoría. Creo que es la gran mayoría y tendrán que volver a sus casas”, dijo Biden durante una conferencia de prensa realizada en la residencia de la Embajada de EEUU en Guatemala.

“Todos estamos de acuerdo en la necesidad de trabajar para contrarrestar y corregir la desinformación que los traficantes están propagando sobre la política de inmigración de EEUU, y desalentar a las familias que envíen a sus hijos a este peligroso viaje. El presidente de Guatemala anunció que a partir de julio se lanzará una importante campaña en los medios y en el espacio público aquí en Guatemala para que quede en claro cuáles son los hechos. El mismo compromiso fue hecho por el presidente de El Salvador y los representantes hondureños. México ya lo está haciendo. Esperamos que lo hagan. Vamos a hacer que mantengan ese compromiso”, agregó.

Una semana después de la visita de Biden, el principal conglomerado mediático de Guatemala, que incluye el diario de circulación nacional Prensa Libre, el canal televisivo Guatevisión y el diario regional El Quetzalteco, lanzaron una campaña advirtiendo a la población sobre los peligros de permitir que sus niños viajen ilegalmente a EEUU no acompañados, y demandando al gobierno guatemalteco mejorar la seguridad, educación y oportunidades de empleo para los jóvenes, con la esperanza de que mejores condiciones de vida en su país los desalentará a emigrar.

Sin embargo, el Consejo Nacional de Atención al Migrante (CONAMIGUA), oficina gubernamental que trabaja a favor de los derechos de los migrantes y brinda asistencia tanto en el extranjero como a los deportados, también demandó al gobierno de EEUU que proporcione los fondos necesarios para procesar los casos de migrantes en situación irregular de manera rápida y eficiente. De acuerdo con CONAMIGUA, el sistema judicial estadounidense actualmente tiene sólo 260 jueces migratorios distribuidos en 59 tribunales donde 300,000 casos de inmigración esperan ser juzgados.

Niños extranjeros recibidos por DHS por año fiscal*
País
2009
2010
2011
2012
2013
2014**
El Salvador
1,221
1,910
1,394
3,314
5,990
9,850
Guatemala
1,115
1,517
1,565
3,835
8,068
11,479
Honduras
968
1,017
974
2,997
6,747
13,282
México
16,114
13,724
11,768
13,974
17,240
11,577

*El año fiscal se extiende entre el 1 de octubre de un año al 30 de setiembre del año correspondiente.
**Hasta el 31 de mayo.

Fuente: Departamento de Seguridad Interna (DHS) de EEUU.

¿Huyendo de la violencia de las pandillas?
Ansioso por desviar la atención de la controversia sobre una reforma migratoria en EEUU y los derechos de los inmigrantes a reunirse con sus familias, Biden puso énfasis en la violencia de las pandillas en América Central como la causa principal de migración infantil y prometió US$40 millones para financiar programas sociales dirigidos a prevenir que jóvenes en situación de vulnerabilidad caigan presas de pandillas callejeras como Mara Salvatrucha y Mara 18.

La Organización de las Naciones Unidas estima que existen alrededor de 65,000 integrantes de pandillas en los tres países que conforman lo que se conoce como el triángulo norte de Centroamérica: El Salvador, Guatemala y Honduras. Aunque el pandillaje juvenil y narcotráfico son con frecuencia citados como las principales causas de violencia en la región, existe un debate respecto a si el problema ha empeorado tan dramáticamente en los últimos cinco meses al punto de causar un aumento de 92% en la migración infantil.

El embajador de Guatemala en Washington, Julio Ligorría, describe la migración infantil como “un fenómeno multicausal” que incluye pobreza, elevados niveles de desempleo juvenil, deseo natural de los niños a reunirse con sus padres y la extendida violencia.

Por otro lado, José Guadalupe Ruelas, director de Casa Alianza Honduras, organización no gubernamental defensora del bienestar de la infancia, sostiene que no es exageración decir que la violencia esté provocando que cientos de jóvenes abandonen sus países. Y cuando habla de violencia, Ruelas se refiere tanto a las guerras entre pandillas como a las llamadas operaciones de “limpieza social”, como se llama a la eliminación de grupos considerados “indeseables”, tales como pandilleros o simplemente jóvenes que merodean en las calles, por escuadrones paramilitares.

“Los hondureños no están buscando el sueño americano, están huyendo de la pesadilla de la violencia en Honduras. Este año fueron ejecutados 102 niños y niñas y en los últimos seis meses se han registrado seis masacres. Gente organizada con muchos recursos que tienen automóviles caros, gorros pasamontañas, y armas, está asesinando a los niños y niñas pobres en Honduras”, dijo Ruelas a Noticias Aliadas.
—Noticias Aliadas.


Compartir

Numerosos niños centroamericanos optan por migrar para escapar de violencia y situación de pobreza en sus países de origen. (Foto: Louisa Reynolds)
Noticias Aliadas / Latinamerica Press
Información y análisis independientes de libre reproducción mencionando la fuente.
Contáctenos a: (511) 460 5517
Dirección: Comandante Gustavo Jiménez 480, Magdalena del Mar, Lima 17, Perú
Correo: webcoal@comunicacionesaliadas.org

Mensajería interna: https://mail.noticiasaliadas.org
Este sitio web se actualiza cada semana.