Domingo, 20 de Agosto 2017
Sección de suscriptores(as) Identificación Contraseña
MÉXICO
Periodistas en la mira
Noticias Aliadas
17/08/2015
Envíe un comentario Imprima el texto de esta página

Asesinatos por el ejercicio de la prensa tendrían motivaciones políticas.

El 31 de julio, el fotoperiodista mexicano de AVC Noticias y colaborador de la revista Proceso, Rubén Espinosa, y la defensora de los derechos humanos, Nadia Vera, fueron asesinados en Ciudad de México junto a otras tres mujeres, dos estilistas y una trabajadora del hogar.

Aunque la investigación especial abierta el 2 de agosto por la Procuraduría General de la República (PGR) todavía no ha revelado el motivo de estos asesinatos, familiares de Espinosa señalan que la víctima había estado recibiendo llamadas de amenaza relacionadas con su trabajo desde hace dos meses. Como medida de protección, Espinosa decidió abandonar el suroriental estado de Veracruz, donde laboraba, y establecerse en Ciudad de México. Asimismo, Vera había estado presente en recientes manifestaciones en defensa de los derechos humanos en Veracruz.

El fiscal Rodolfo Ríos informó en rueda de prensa que cada una de las cinco víctimas presentaba “una herida en la cabeza producida por disparo de arma de fuego”, así como “escoriaciones en diversas partes del cuerpo presuntamente originadas por un forcejeo”.

El 10 de agosto, el jefe de gobierno de Ciudad de México, Miguel Ángel Espinoza, anunció la aprobación de la Ley de Protección a Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas del Distrito Federal, que crea el llamado “Mecanismo de Protección Integral de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas del Distrito Federal”, cuyo objetivo es “proteger, respetar y garantizar los derechos humanos de las personas que se encuentran en situación de riesgo como consecuencia de la defensa o promoción de los derechos humanos y del ejercicio de la libertad de expresión y el periodismo en el Distrito Federal; así como fomentar las políticas públicas, capacitación y coordinación en la materia, para prevenir acciones que vulneren dichos derechos”.
 
Veracruz es considerado uno de los estados más violentos del país y el más peligroso para el ejercicio de la prensa. Desde el 2011, 16 periodistas han sido asesinados en Veracruz por realizar su trabajo. El más reciente fue Juan Heriberto Santos, un excorresponsal en esa zona del poderoso grupo Televisa, el 13 de agosto.
 
Además, el año pasado se registraron en ese estado 1,130 homicidios, 157 secuestros y 244 extorciones, de acuerdo con cifras de la Secretaría de Gobernación.

Espinosa daba una amplia cobertura a las manifestaciones en Veracruz que exigían el esclarecimiento de los asesinatos de periodistas.

Centenares de personas se congregaron en distintas ciudades del país, incluyendo Ciudad de México, para protestar por el clima de violencia e inseguridad que vive el país. Cristina Guerrero, una periodista que participó en las manifestaciones, dijo que “a los periodistas que no estamos vendidos, nos matan, nos desaparecen”.

Móvil político
En entrevistas televisivas, tanto Espinosa como Vera habían responsabilizado al gobernador de Veracruz, Javier Duarte, por si algo les ocurría.

Duarte negó cualquier vinculación con el crimen. “Dejo claro que me deslindo totalmente de los acontecimientos ocurridos el 31 de julio en Ciudad de México”, dijo en un comunicado.

Organizaciones internacionales y de la sociedad civil han reclamado acelerar y profundizar las investigaciones sobre la posible motivación política de los asesinatos. Desde el 2000, la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión de la PGR ha registrado en todo el país 103 asesinatos de reporteros y periodistas, ocho en lo que va del 2015.

“Con el nivel de violencia contra periodistas en México aumentando a un ritmo alarmante, esperamos que este caso no se convierta en el último ejemplo de la impunidad generalizada que prevalece en México, que en el caso de periodistas es del 90%”, declaró en un comunicado el 4 de agosto Carlos Ponce, director del programa de América Latina de Freedom House, organización defensora de la libertad de expresión con sede en Washington, EEUU.

La organización internacional Artículo 19, también defensora de la libertad de expresión, ha denunciado por mucho tiempo la situación de vulnerabilidad en la que trabajan los periodistas en Veracruz.

“El problema de fondo es la impunidad. Si no se sancionan los casos, lo que se está diciendo es que los ataques están permitidos”, dijo Jesús Robles, abogado de Artículo 19, en declaraciones recogidas por la prensa. “La mayor parte de las investigaciones sobre la muerte de los periodistas en Veracruz siguen abiertas”.

La gubernamental Comisión Nacional de Derechos Humanos exigió, por su parte, que la línea de investigación sobre la muerte de Espinosa se relacione “con la labor periodística del fotorreportero” y demandó a las autoridades “medidas de protección urgentes”, especialmente para los familiares de las víctimas. Las primeras pesquisas apuntaban hacia un homicidio perpetrado por el crimen organizado.

Pedro Matías, corresponsal de la revista Proceso en Oaxaca, declaró que los periodistas “estamos cansados de que sigamos siendo objetos de agresiones, ya que para las autoridades sólo existimos en el momento de enviar las esquelas”.
—Noticias Aliadas.


Compartir
Noticias Relacionadas
Noticias Aliadas / Latinamerica Press
Información y análisis independientes de libre reproducción mencionando la fuente.
Contáctenos a: (511) 460 3025 / (511) 460 5517
Dirección: Comandante Gustavo Jiménez 480, Magdalena del Mar, Lima 17, Perú
Correo: webcoal@comunicacionesaliadas.org

Mensajería interna: https://mail.noticiasaliadas.org
Este sitio web se actualiza cada semana.