Jueves, 27 de Julio, 2017
Sección de suscriptores(as) Identificación Contraseña
COLOMBIA
Logro a medias en disminución de embarazos en adolescentes
Susan Abad
26/06/2017
Envíe un comentario Imprima el texto de esta página

Aunque hay menos embarazos en mujeres entre 15 y 19 años, se observa un aumento en niñas menores de 14 años.

Las estadísticas oficiales que revelan que, aunque levemente, por primera vez en 20 años disminuyó el número de embarazos adolescentes en Colombia, prenden a la vez las alarmas sobre el aumento de embarazos en niñas menores de 15 años, llegando inclusive a algunas que conciben a los 13 años.

En Colombia la encuesta que mide cada cinco años el fenómeno del embarazo adolescente es la Encuesta Nacional de Demografía y Salud (ENDS), desarrollada por el Ministerio de Salud. Para la más reciente del 2015, se entrevistaron 38,718 mujeres en edad reproductiva, de 13 a 49 años, y 35,783 hombres de 13 a 59 años de edad.

Cuando se inició la encuesta en 1990, el 12.8% de las adolescentes en el país, entre 15 y 19 años, o eran madres o estaban embarazadas. En 1995 la cifra, en el mismo rango de edades, se elevó a 17.4%, llegando en el 2000 a 19.1% y en el 2005 a 20.5%. Sin embargo, para el 2010 se reportó una pequeña disminución del 1%, alcanzando el 19.5% y en el 2015 es cuando se dio la baja más importante a 17.4%, es decir una reducción de 2.1%.

El Ministerio de Educación estima que en el país ocurren 150,000 nacimientos anuales en madres entre 15 y 19 años; 6,500 nacimientos en niñas menores de 14 y sitúa entre los 14 y 15 años la edad promedio en la que los jóvenes tienen su primera relación sexual.

Sin embargo, pese a los alentadores resultados de la ENDS 2015, sigue siendo preocupante las diferencias que se ven a nivel educativo. Al momento de la última encuesta, el 5.4% de las niñas embarazadas tenían solo educación primaria, mientras que 3.9% tenían educación secundaria y 2.6% cursaba estudios superiores. Cabe destacar que el embarazo es la segunda razón, después de la falta de dinero, por la que las mujeres entre 13 y 24 años abandonan los estudios.

Igualmente, el ingreso económico es determinante en el fenómeno de embarazo temprano. Mientras que en nivel más bajo de riqueza se embarazaron por primera vez  un 5.3% de las niñas, en el nivel alto lo hicieron 2.4% y en el más alto 1.2%. La ubicación geográfica también marca una diferencia: el 14.6% de las jóvenes entre 13 y 19 años que viven en áreas rurales estaban embarazadas, en cambio en las áreas urbanas lo estaba el 8.4%.

“Yo creo en mi futuro”
Pero ¿cómo se llegó a estos resultados? La información fue determinante. El 95.9% de las encuestadas de entre 13 y 14 años en el ENDS 2015, reconoció haber recibido información sobre sexualidad, al igual que el 97.2% de las jóvenes entre 15 y 19 años.

Diva Moreno, de la Dirección de Promoción y Prevención de Salud Reproductiva en Adolescentes del Ministerio de Salud, explica a Noticias Aliadas que “desde el 2005, cuando se reveló que una de cada cinco jóvenes menores de 19 años estaba embarazada, empezamos a trabajar con nuevas estrategias. Lo primero fue reconocer que el problema no es individual de la adolescente sino que tiene múltiples determinantes: determinantes próximos, factores individuales, factores intermedios y factores distales. Se adecuaron progresivamente en los 33 departamentos del país los servicios con atención diferente para adolescentes, en la que no se exhibía ni se juzgaba. Esto ha contribuido primero a que se visibilice el tema y que el Consejo Nacional de Política Económica y Social (COMPES), en su mandato 147 del 2012, obligara a 14 sectores del país a cumplir con los “lineamientos para el desarrollo de una estrategia para la prevención del embarazo en la adolescencia y la promoción de proyectos de vida para los niños, niñas, adole
scentes y jóvenes en edades entre 6 y 19 años”.

Sin embargo, “las campañas en un principio no daban resultados porque principalmente eran una serie de charlas por adultos y desde los adultos para los jóvenes, informándoles sobre los riesgos de tener relaciones sexuales como los embarazos y enfermedades de transmisión sexual”, dice a Noticias Aliadas el doctor Juan Carlos Vargas, asesor científico de Profamilia, institución privada sin fines de lucro, especializada en derechos sexuales y reproductivos.

“Una vez que las campañas cambian y empiezan a incluir a los jóvenes como generadores del conocimiento entre ellos mismos, cambia el panorama”, señala.

La campaña más representativa fue la que se hizo, en el 2015 y 2016 entre el Estado a través del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) y Profamilia llamada “Yo creo en mi Futuro”, que tuvo como lema “En vez de un embarazo, mis sueños”; un trabajo para que los jóvenes se visualicen a los 20, a los 25, a los 30 años, pensando cómo un embarazo puede interrumpir sus sueños y proyecto de vida.

Embarazos en menores de 14 años
En el 2013 el Ministerio de Educación concibió una herramienta para combatir la violencia en las aulas, trazar una ruta para la prevención de embarazos y fortalecer la educación sexual. El presidente Juan Manuel Santos sancionó una ley que dio más cobertura al plan de derechos reproductivos: el Sistema Nacional de Convivencia Escolar y Formación para el Ejercicio de los Derechos Humanos, Sexuales y Reproductivos y la Prevención.

Pero la preocupación más grande, y de la cual no se habla en los medios es el embarazo en menores de 14 años.

Las estadísticas dan cuenta que el 11.8% de las mujeres de 19 años o menos encuestadas en el 2005 habían tenido su primera relación sexual antes de los 15 años. En el 2010 la cifra fue de 13.8% y en el 2015 se elevó a 15.5%. En los varones esta última medición está en el 30%.

Esto es muy grave, teniendo en cuenta que un embarazo en una niña menor de 14 años es un delito cuando el padre es mayor de edad, que es lo común.

“Si bien se percibe este grave tema, es difícil determinar su magnitud con exactitud porque se ha venido incluyendo población más joven en las últimas versiones de la encuesta, pero no tenemos cómo compararlas con años anteriores”, reflexiona Vargas.

Mientras tanto, Lina Herrera profesional en prevención de embarazo adolescente del ICBF indica a Noticias Aliadas que, sin descuidar las estrategias de embarazo temprano, hay que reforzar la prevención de concepciones subsiguientes.

“La evidencia nos dice que tres de cada cinco casos de niñas que han tenido un hijo antes de los 18 años tiene otro en un lapso de 2 años”, afirma. “Por ello trabajamos fortaleciendo sus proyectos de vida, tratando de que vuelvan a estudiar”. —Noticias Aliadas.


Compartir

Campañas de prevención del embarazo adolescente son más efectivas cuando incluyen a jóvenes. / ICBF
Noticias Aliadas / Latinamerica Press
Información y análisis independientes de libre reproducción mencionando la fuente.
Contáctenos a: (511) 460 3025 / (511) 460 5517
Dirección: Comandante Gustavo Jiménez 480, Magdalena del Mar, Lima 17, Perú
Correo: webcoal@comunicacionesaliadas.org

Mensajería interna: https://mail.noticiasaliadas.org
Este sitio web se actualiza cada semana.