Martes, 27 de Junio, 2017
Sección de suscriptores(as) Identificación Contraseña
NICARAGUA
“El FSLN actual no es sandinista”
Paolo Moiola
24/11/2016
Envíe un comentario Imprima el texto de esta página

Entrevista con periodista y escritora María López Vigil

María López Vigil es teóloga, escritora y periodista de origen cubano que llegó a Nicaragua hace 35 años. Es jefa de redacción de Envío, revista mensual de análisis que desde 1981 publica la Universidad Centroamericana (UCA) con sede en Managua. Es autora de obras de Teología como Un tal Jesús y Otro Dios es posible; del libro de testimonios Monseñor Romero: Piezas para un retrato; y de literatura infantil.

Paolo Moiola, colaborador de Noticias Aliadas, conversó con López Vigil sobre el presente y futuro de Nicaragua a la luz de los resultados de las elecciones realizadas el 6 de noviembre en las que Daniel Ortega fue reelegido con una aplastante mayoría para un tercer mandato consecutivo por el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), llevando a su esposa Rosario Murillo en la vicepresidencia.

¿Cree que los resultados que dan como ganadores a Daniel Ortega y Rosario Murillo son veraces?
Jamás sabremos los números oficiales de estas elecciones. Desde hace ocho años las autoridades electorales mienten y todo el mundo lo sabe en Nicaragua. Daniel Ortega no “arrasó”. En todo caso, ganó porque lo preparó todo para no tener ni observadores internacionales ni partidos reales que compitieran. Calculamos un 70% de gente que no fue a votar, llegando al 80% en zonas rurales. En ese caso, el 72.5% de Ortega se contó apenas sobre un 30% de los votantes. Sería una victoria pírrica.

Después de las elecciones, la cadena venezolana TeleSur calificó como “ejemplar” el proceso electoral de Nicaragua, “el pequeño gigante [cuya] democracia está siendo atacada agresivamente por los gobiernos y medios occidentales”. ¿Cuál es la verdad?
Este año quien ganó fue la abstención, algo muy significativo en Nicaragua, donde a la gente “le gusta” votar, tiene “fe electoral”. Las cifras que ha brindado el tan desprestigiado Poder Electoral no son creíbles. Vienen precedidas por tres probados fraudes electorales (2008, 2011 y 2012). Tampoco ya son auditables. Es muy grave el problema electoral en Nicaragua porque el sistema electoral colapsó.

La economía nicaragüense registró un crecimiento del 4.1% en el 2015. ¿Significa que el modelo de Ortega funciona?
El gobierno de Ortega no es progresista. El impulso que ha tenido la economía de Nicaragua se ha basado en la ayuda venezolana. El modelo económico ha beneficiado fundamentalmente al gran capital y por eso el Fondo Monetario Internacional felicita anualmente a Daniel Ortega.

La tasa general de pobreza disminuyó de 44.7% en el 2009 a 39.0% en el 2015, según la Fundación Internacional para el Desafío Económico Global. ¿Son confiables esas cifras?
Ortega y Murillo llevan 10 años gobernando. Se han hecho millonarios con los recursos de la cooperación petrolera venezolana. La desigualdad social es hoy mayor que hace una década. El problema principal del país es el desempleo y el empleo precario (empleo informal): ocho de cada 10 nicaragüenses trabajan por cuenta propia, sin salario fijo y sin seguridad social. La emigración hacia Costa Rica y Panamá es masiva. Las remesas en dólares que los emigrantes envían a sus familias son un sostén importante para la gente más pobre del país. Nicaragua sigue ostentando el récord del país con mayor pobreza multidimensional en América Latina.

La pobreza es un legado histórico. ¿Qué falta para disminuirla?
El problema principal para que el país supere su empobrecimiento histórico es la educación de bajísima calidad. Tenemos las maestras y maestros peor pagados de Centroamérica y el menor porcentaje del presupuesto nacional (el 2.5%) dedicado a la educación en Centroamérica. El gobierno actual no ha hecho nada para mejorar la educación.

Los Ortega dicen que su gobierno es un gobierno inclusivo...
A quienes ha incluido Ortega en su gobierno son a la gran empresa privada, a la élite empresarial de siempre. Son sus aliados más firmes, sus socios también en varios negocios. Para los más pobres hay “programas sociales”: bolsas de comida mensuales, cerdos y gallinas para mujeres rurales, láminas de zinc para techos, créditos sin intereses para mini-negocios urbanos. No hay duda de que alivian la pobreza y los más pobres los agradecen mucho, pero no la resuelven. Lo único que erradica la pobreza es el empleo fijo con salario digno.

El 6 de noviembre muchos de estos pobres beneficiados con los programas sociales no acudieron a votar por Ortega. La gente está hastiada del control social que impone este gobierno, que se expresa de muchas maneras, más en lo rural que en Managua y otras ciudades.

Me parece que el sandinismo de hoy es completamente diferente del sandinismo de ayer. ¿Estoy equivocado?
Todos hemos admirado al sandinismo y llevamos años aquí tristes por eso. Pero de nada vale disimularlo y mentir sobre el FSLN y Ortega y su gente. No son sandinistas. El sandinismo sigue vivo en Nicaragua, pero no en ninguna “institución”. En otras palabras, el FSLN actual no es sandinista.

¿Qué es el sandinismo?
Es una de las raíces de esta nación. El sandinismo es justicia social y soberanía nacional. Aquí hay desigualdades injustas.
 
¿EL FSLN aún existe, no?
Tampoco hay ya FSLN, porque no existen estructuras de ese partido. Lo que hay es orteguismo, un proyecto político-familiar que incluso se ha comparado con la dinastía Somoza. No falta esa consigna en muchas ocasiones: “Ortega y Somoza son la misma cosa”. Evidentemente, han pasado los años, el mundo es otro, Nicaragua es otra. Se parece a Somoza por el autoritarismo, por el control familiar del país, por la capacidad represiva —especialmente en zonas rurales—, por el enriquecimiento de una familia y su grupo de allegados, por la corrupción en el uso privado de los recursos públicos. 

¿Qué me puede decir sobre el proyecto del Gran Canal Interoceánico en las manos de Wang Jing, presidente del grupo HKND?
Ortega es “vendepatria”, como decía Augusto César Sandino de los políticos de su tiempo. Vendió el país a una empresa china para que haga un Canal Interoceánico [el inicio de las obras del proyecto fue postergado para fines del 2016]. Y si no lo hace —porque es una estafa y una locura—, hay una ley que permite a esa empresa y al grupo de Ortega apoderarse de las tierras destinadas para el supuesto canal y para los proyectos asociados al canal.

En Nicaragua están presentes multinacionales que tienen un pésimo desempeño ambiental en América Latina. ¿El medio ambiente y la naturaleza están en peligro?
Sí, está Cargill [la transnacional agroquímica estadounidense], recibida con honores por Ortega. Está la minera aurífera canadiense B2Gold, está Monsanto [la productora de semillas transgénicas]. Hay zonas francas coreanas, taiwanesas, estadounidenses. ¿Por qué Nicaragua recibe tanta inversión extranjera, de multinacionales y de otras empresas importantes? La razón principal es que Nicaragua mantiene los salarios más bajos de toda Centroamérica. La mano de obra es tan barata que es la única en Centroamérica que puede competir con los más bajos salarios de los países de Asia. El salario mínimo de El Salvador es poco más del doble que el nuestro, el de Honduras es más del doble, el de Guatemala es algo mayor que el de Honduras y el de Costa Rica es cuatro veces mayor que el nuestro.

Las empresas mineras están haciendo desastres ambientales en donde trabajan, como en el resto de América Latina. En este momento el gobierno ha concesionado el 10% del territorio nacional para exploración y explotación minera, especialmente de oro.

¿Cuál es el papel de la Iglesia Católica de Nicaragua? Durante los años 80, fue una gran enemiga del sandinismo, especialmente con el cardenal Miguel Obando y Bravo. Hoy es aliada de la familia presidencial.
La jerarquía de la Iglesia Católica está dividida, como en todas partes del mundo. Hay cuatro de los 10 obispos de la Conferencia Episcopal de Nicaragua que tienen posiciones críticas sobre el gobierno de Ortega. Los otros mantienen posiciones ambiguas, en algunos momentos favorables al gobierno, pero generalmente guardan silencio. El obispo auxiliar de Managua, Mons. Silvio Báez, es el que ha mantenido una posición más consistentemente crítica.

¿Y las Iglesias Evangélicas?
Han crecido exponencialmente en los últimos años, como en toda Centroamérica y en toda América Latina. En general, leen la Biblia de una manera que conduce al fundamentalismo y a la pasividad y resignación ante la realidad. Están las Iglesias Protestantes históricas (Anglicana, Bautista, Presbiteriana, Metodista, Adventista, Luterana), pero están en clara minoría ante las denominaciones evangélicas que son cada vez más numerosas, sobre todo en barrios pobres de las ciudades y en comarcas rurales.

¿Cuál es la situación de las cuatro etnias indígenas (el 8.9% de la población total, 520.000 personas) de Nicaragua?
La etnia mayoritaria es la Mískita y en un segundo lugar, la etnia Mayangna. La etnia Rama es muy reducida. También hay garífunas, como en Honduras. Esas cuatro etnias ocupan zonas del Caribe Norte y Sur. Históricamente esta región del país, inmensa, rica en bienes naturales, ha estado abandonada o sojuzgada por el gobierno central. Actualmente sus tierras están siendo cada vez más invadidas por gentes de otras partes del país, con la complacencia de este gobierno. Ha sucedido siempre. En estos años se ha incrementado el conflicto, incluso armado, entre unos y otros y el Ejército no actúa.

¿Qué espera para el presente y futuro de Nicaragua?
Espero un país mejor, más justo y más feliz. Creo que otra Nicaragua es posible, pero no es algo que podamos construir en el corto plazo. Si no estoy cuando esto suceda, hice todo lo que pude, con todo lo que tenía, porque así fuera. —Noticias Aliadas.


Compartir

María López Vigil/Paolo Moiola
Noticias Relacionadas
Noticias Aliadas / Latinamerica Press
Información y análisis independientes de libre reproducción mencionando la fuente.
Contáctenos a: (511) 460 3025 / (511) 460 5517
Dirección: Comandante Gustavo Jiménez 480, Magdalena del Mar, Lima 17, Perú
Correo: webcoal@comunicacionesaliadas.org

Mensajería interna: https://mail.noticiasaliadas.org
Este sitio web se actualiza cada semana.