Viernes, 15 de Diciembre, 2017
Sección de suscriptores(as) Identificación Contraseña
MÉXICO
Lucha de los maestros contra reforma educativa
Fabrizio Lorusso
30/06/2016
Envíe un comentario Imprima el texto de esta página

Masivas movilizaciones de trabajadores de la educación dejan al menos ocho muertos en choques con la Policía.

La madrugada del 19 de junio la sangre de manifestantes y maestros corrió por las calles de la comunidad indígena mixteca de Nochixtlán, en el sureño estado de Oaxaca. Ocho muertos por impacto de bala y un centenar de heridos fue el saldo de los enfrentamientos entre pobladores y docentes de la Coordinadora  Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) y la Policía Federal (PF) a raíz de un fallido operativo de desalojo de un bloqueo vial.

Los maestros mantenían un plantón y un bloqueo vial desde el 14 de junio pasado como parte del movimiento nacional de protesta contra la reforma educativa del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, aprobada en el 2013 por el Congreso  —con votos a favor de legisladores de los principales partidos políticos tanto de izquierda como de derecha—.

La reforma —que no contó con la opinión de los maestros— contempla la  implementación de  un sistema estandarizado de contrataciones y ascensos de profesores, basados en evaluaciones de los mismos. Los integrantes de la CNTE señalan que ésta recorta los derechos de los trabajadores —perderían el derecho a la estabilidad en el empleo— y promueve la privatización de la educación pública, ya que bajo el concepto de “autonomía escolar”, previsto en la reforma, se piden mayores recursos a los padres de familia para las infraestructuras  y se estaría abriendo la educación pública a la inversión privada.

El 20 de junio el comisionado general de la PF, Enrique Galindo, dijo que en Nochixtlán se produjo una “emboscada” de “grupos radicales” contra la policía y que “aún no se define quién disparó las balas” que mataron a los pobladores, entre los que se encontraba el periodista Elidio Ramos.

La CNTE ha denunciado “las agresiones de elementos policiacos contra sus compañeros durante los enfrentamientos” y van apareciendo videos, publicados en el portal Aristegui Noticias, que muestra que es la Policía la que dispara sus armas. El mismo Galindo reconoció que no han salido imágenes de civiles disparando.

En la mañana del ataque, centenares de comerciantes estaban instalando sus puestos para comenzar las actividades del mercado en las cercanías del plantón magisterial y fueron increpados por los federales. Pobladores de la comunidad rodearon a los federales y estos respondieron con disparos.

El 22 de junio la Comisión Permanente del Congreso de la Unión acordó conformar una comisión especial que dé seguimiento a los hechos violentos de Nochixtlán, solicitando “a los titulares de Gobernación, de Educación Pública y al gobernador de Oaxaca remitan un informe” con el fin de deslindar causas y responsabilidades.

“Se vive tensión todavía pues hay muchos elementos y patrullas de la PF en Oaxaca aunque no están en las posiciones que tenían hace unos días, estamos preocupados por los muertos, se confirmaron ocho pero hay quien dice que son 11”, relata a Noticias Aliadas Yésica Maya, integrante de la asociación Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad Oaxaca, parte de la red Espacio Civil.

“El Estado va a poner poco interés en las investigaciones, el desafío es establecer responsabilidades, pero lo bueno es que hubo fuerte presencia de medios que mostraron cómo estaba armada la Policía”, detalla Maya.

Magisterio democrático
Desde su nacimiento en 1979, la CNTE representa la corriente democrática dentro del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), controlado por el gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI). Sobre el SNTE —fundado en 1943 y que cuenta con 1.5 millones de afiliados que lo llevan a ser el sindicato magisterial más grande de América Latina— pesan graves acusaciones de corrupción. Su lideresa Elba Esther Gordillo, nombrada en 1989 presidenta vitalicia de la organización, se encuentra presa desde hace tres años acusada de enriquecimiento ilícito.

A partir del 2013 la CNTE ha realizado continuamente acciones de sensibilización y movilizaciones contra la reforma, así como contrapropuestas y debates, plasmados en el documento “Hacia la educación que necesitamos los mexicanos”,  que propone la recuperación de valores humanistas sobre los del mercado, el aumento del gasto en educación hasta el 12% del producto interno bruto (PIB) para enfrentar el rezago educativo, infraestructuras adecuadas y una evaluación no punitiva de los maestros.

Tras el violento desalojo que sufrieron miles de sus integrantes en setiembre del 2013 en el zócalo de la Ciudad de México, donde se había establecido un campamento de protesta, y después del cierre definitivo del diálogo por parte de las autoridades en junio del 2015, el magisterio democrático se había replegado. Pero el 15 de mayo pasado decidió retomar las iniciativas políticas frente a una ola de más de 3,000 de sus miembros que fueron despedidos por participar en las huelgas y —como prevé la reforma— acumular más de tres ausencias en un mes.

La Asamblea de la CNTE convocó para esa fecha la suspensión indefinida de labores y se intensificaron las marchas en las calles y los bloqueos de vías, especialmente en la región del Istmo de Tehuantepec, Oaxaca, pero también en Michoacán, Guerrero, Chiapas y otros estados donde la CNTE tiene importante presencia.

“La reforma es realmente laboral y administrativa, no tiene contenidos pedagógicos sustantivos, no aborda los grandes problemas nacionales”, aclara a Noticias Aliadas Luis Hernández Navarro, director de la sección Opinión del diario La Jornada y experto en el movimiento magisterial.

“En los hechos lo que hace es crear un régimen laboral de excepción para los maestros acabando con la permanencia en el empleo”, expresa Hernández, quien también mostró perplejidad sobre el nuevo sistema de evaluación “punitivo y estandarizado” a nivel nacional, porque “no se trata de una evaluación para ver qué no funciona y resolverlo, sino para sancionar y vigilar a los maestros”.

Durante  junio el rechazo a la reforma ha ido creciendo entre intelectuales, colectivos y organizaciones como el Consejo Nacional Indígena y el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) que, en un comunicado, ha repudiado “la escalada represiva con la que pretenden imponer en todo el país la reforma neoliberal capitalista a la que llaman educativa”, mientras que académicos y artistas auspiciaron en una carta pública la apertura de un “diálogo nacional resolutivo” y “la libertad inmediata de todos los presos políticos”.

Discutir proyecto educativo
El 11 y 12 de junio fueron detenidos Francisco Villalobos y  Rubén Núñez, secretario de organización y secretario general de la Sección 22 de la CNTE en Oaxaca, respectivamente. La Procuraduría General de la República acusó al primero de robo en el 2015 de libros de texto gratuitos de la Secretaría de Educación Pública y al segundo de lavado de dinero a través de la firma de convenios ilegales con empresas que proveían productos y servicios para la CNTE. Ambos se sumaron a los cerca de 100 líderes magisteriales encarcelados durante los últimos seis meses por participar en diferentes acciones de protesta.

Desde el penal de máxima seguridad de Hermosillo, Sonora, en que está recluido junto con peligrosos narcotraficantes y criminales, Núñez ha enviado un mensaje a la sociedad y a sus compañeros, instando a “no desmayar” y a mostrar que están “preparados para educar a la niñez de México” así como para exigir sus derechos y “los del pueblo porque no basta una detención para detener nuestra lucha”. El 15 de junio decenas de miles de personas acompañaron a los maestros en una megamarcha en Ciudad de México exigiendo la liberación de los presos.

El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, aceptó el 22 de junio reunirse con la Comisión Negociadora de la CNTE, reanudando el diálogo.

“Sentar al gobierno a negociar ya es un triunfo porque tenía un año negándose e negociar”, señala Hernández. “La CNTE lo que está planteando es que se tiene que discutir el proyecto educativo del país”.

La Secretaría de Gobernación manifestó que uno de los objetivos del diálogo es “avanzar en la construcción de soluciones que permitan regresar la tranquilidad a las regiones del país que se han visto afectadas por sus movilizaciones”.

Más que discutir la abrogación de la reforma y la liberación de los presos políticos, como pedía la CNTE, los coloquios se han centrado por el momento en la agenda para las próximas sesiones. Osorio, en conferencia de prensa, ha destacado que el tema de la reforma “no compete sino a la Asamblea Legislativa”.

Mientras tanto, los maestros han anunciado que las acciones de protesta van a seguir en pie. —Noticias Aliadas.


Compartir

Maestros marchan en Ciudad de México contra la reforma educativa que privatizaría la educación pública. / Parika Benítez
Noticias Aliadas / Latinamerica Press
Información y análisis independientes de libre reproducción mencionando la fuente.
Contáctenos a: (511) 460 5517
Dirección: Comandante Gustavo Jiménez 480, Magdalena del Mar, Lima 17, Perú
Correo: webcoal@comunicacionesaliadas.org

Mensajería interna: https://mail.noticiasaliadas.org
Este sitio web se actualiza cada semana.